15 cosas que no caben en su urna

Hace poco más de un mes que mi héroe sin capa se fue a volar a lo más alto.  Hablar sobre lo que siento ha sido casi tan difícil como no recibir su llamada los domingos y la pequeña urna que guardo con parte sus cenizas me hace extrañarlo más de lo que jamás podía imaginar.  Mientras enfrento el reto de referirme a mi papá en tiempo pasado, confieso que escuchar relatos sobre él devuelve la luz a mi rostro.  Por eso, escogí contarte 15 cosas que no caben en su urna en #500PalabrasOMenos.    

  1. Cada vez que mami lo mandaba a comprar pizza mientras vivían en Nueva York, él llegaba cargando la pizza verticalmente.
  2. Era loco alquilándome musicales y películas de baile, aunque fueran las mismas una y otra vez. 
  3. De niña me llevaba a la Playa Buyé y teníamos un ritual de lavado de cabello con “agua del mar de Buyé” y “champú del mar de Buyé”. 
  4. Fue él a quien le tocó pasar el día entero conmigo cuando la madre naturaleza me visitó por primera vez.  (Estaba más nervioso que yo, pero lo hizo muy bien.)
  5. Me enseñó a planchar ropa, cómo cuidar propiamente de los lentes de contacto y a comer mofongo con caldo, entras otras cosas.
  6. Mientras tuvo sus dos piernas, siempre me daba la mano para caminar.  Era de los que abría puertas, acomodaba sillas y se aseguraba de que yo quedara en la parte interna de la acera. 
  7. Bailar con él era sinónimo de reírnos toda la canción. 
  8. Siempre que le tocaba pasar un peaje: leía el letrero que indicaba la cantidad a depositar de acuerdo con los ejes que tuviera el vehículo, echaba las monedas y decía “eje, eje” (porque eran dos). ☺ 
  9. El día que le anuncié que estaba embarazada fue a visitarme horas más tarde y me llevó de regalo un conejo de peluche que tenía un conejito bebé en los brazos.
  10. Cuando nació mi hijo, entró a mi cuarto a escondidas del personal del hospital porque faltaban horas para las visitas autorizadas. 
  11. Su sabor favorito de Baskin Robbins era Rocky Road, pero si el helado era de los chinos de Cabo Rojo, pedía 1/2 uva y 1/2 china. 
  12. En mi cumpleaños #30, me regaló los dos libros que me leía cuando le tocaba llevarme al médico de niña: Green eggs and ham y The cat in the hat
  13. Disfrutaba de enviar tarjetas de cumpleaños y navidades por correo tradicional. 
  14. Cumplió 39 años 34 veces. 
  15. Siempre estuvo para los momentos importantes.

Mi adorado daddy-oh honraba a capacidad la frase que Frenchy le dijo a Sandy en Grease: “The only man a girl can depend on is her daddy”.  Recordarlo con amor me ayudará a reafirmar que nunca muere quien no se olvida.

2 thoughts on “15 cosas que no caben en su urna

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s